Primeras impresiones: Bangkok

4 envíos / 0 nuevos
Último envío
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 1 día 4 horas
se unió: 06/09/2017 - 10:11
Primeras impresiones: Bangkok

Pues ya estoy de vuelta en España después de mi primer viaje a Tailandia. Y dando por hecho que no será el último Dios mediante.

Mi entrada fue por Bangkok, así que empiezo a comentar mis imporesiones por esta ciudad.

En primer lugar el Aeropuerto Internacional Suvarnabhumi. Impresionante, bien organizado, bien diseñado y muy bonito. Tan grande que al principio puede ser confuso, pero muy bien diseñado.

El cambio más interesante, como ya había leído en los foros, en las oficinas de SuperRich que hay en la planta de abajo, camino del Airport Link. Allí cambié a 39, el mejor cambio que he visto en toda Tailandia. En el resto del aeropuerto lo cambiaban a 36 y en las demás oficinas de cambio que he visto en Tailandia nunca llegaban a 38.

 

Compré una tarjeta de internet de 4Gb con llamadas gratis durante un mes y así he tenido teléfono (lo usé poco, pero lo usé), Google Maps, Line y WhatsApp sin  problemas el tiempo que he estado allí. Básicamente estaba gastando 1 Gb a la semana.

 

El transporte al aeropuerto lo hice en el Airport Link hasta Playa BTS y de ahí enlacé con el BTS hasta mi hotel (tuve la precaución de elegir un hotel en Sukhumvit al lado de una estación del BTS).

 

En cuanto a Bangkok en sí NO ME GUSTÓ. Grande, sucio, ruidoso, colapsado de tráfico y de gente, complicado para moverse, con todo muy lejos y sin nada que ver de interés, salvo los templos y los centros comerciales, caros, con las mismas marcas que aquí y todos parecidos. Una ciudad que puede estar bien para ir a pasar unos días pero en absoluto para vivir.

AHORA BIEN, debo reconocer que a mí no me gustan las ciudades grandes y haría exactamente el mismo comentario, sin cambiar ni una coma, si me preguntaran por Madrid. Quizá para un urbanita amante de las megalópolis y del barullo y cuya idea de ver un bonito paisaje es subirse al último piso de un rascacielos para ver los edificos de la ciudad, Bangkok sea la ciudad soñada.

 

Me gustó mucho el mercado de Chatuchak, impresionantemente grande y con absolutamente de todo. Las obras de arte moderno expuestas en los distintos puestos de venta de arte podrían figurar sin problemas en el Centro de Arte Contemporáneo de Málaga.

 

Los templos muy bonitos, y el transporte por el río muy agradable. El Gran Palacio no lo ví porque estaba casi todo él cerrado (no, no hablo del típico timo de "el gran palacio está cerrado", era por los funerales del rey y habían restringido el acceso a gran parte del palacio y los templos).

La comida y el transporte baratos en todos sus aspectos (BTS, taxis, ferries,...). Tras probar varias opciones me parece que lo mejor es usar el BTS donde se pueda y, para todo lo demás UBER: es barato, rápido, seguro, limpio, cómodo, eficaz y no se pierden por la ciudad.

Como anécdota cogí un taxi para ir a cenar a un restaurante en el último piso de un rascacielos y la taxista se perdió a pesar de que la iba guiando yo con el GPS que le puse en tailandés. La pobre no paraba de disculparse porque por su culpa llegué tarde a la cena y se negó a cobrarme.

 

En cuanto a la vida nocturna, estuve en Patpong, Nana y Soi Cowboy:

Nana me pareció como si hubieran puesto en un mismo centro comercial a todos los clubes cutres de carretera de España. Supongo que debe de haber sido un referente, pero ahora mismo es un cutrerío infame (siempre según mi opinión personal, que conste).

Patpong prácticamente inexistente, salvo el timo de los pingpong shows, pero iba acompañado y no estuve en ningún garito y sólo me dediqué a ver el mercado nocturno y a cenar en el restaurante español Tapas Bar para enseñar cómo era el tema de las tapas en España. El mercado caro, malo y carente de interés.

Soi Cowboy estaba muerto a medianoche. Llegué a entrar en un local donde sólo había 2 chicas y ningún cliente. Muchos locales han cerrado o se han transformado en bares, pubs, 7/11, o puestos de comidas. Penoso pensando en lo que debe de haber sido. El único local que me gustó, y mucho, fue Crazy House, donde lo pasé muy bien con las copas a 160 thb, las de las chicas al mismo precio y el ambientazo que había: a reventar de personal y de chicas vestidas únicamente con zapatos de tacón.

Pasé por Thermae pero está tomado por asiáticos y las chicas parecían estar centrados principalmente en ellos. Como me explicó alguien: picha corta y cartera grande. Los asiáticos están subiendo los precios descaradamente y llegué a ver en un local a uno arrojando billetes de 100 a las chicas que bailaban, que "luchaban" para cogerlos mientras él les seguía arrojando más y más billetes.

En cuanto a las freelances, en todas partes (calle, discotecas, beer bars) pedían 1.000 ST y 2.000 LT, los mismos precios que luego vi en Pattaya y Patong Beach.

 

En suma: me alegro de haber visto Bangkok porque resultaría tonto ir a Tailandia, aterrizar en el Aeropuerto Internacional Suvarnabhumi y no acercarse a ver la ciudad, pero tardaré en volver a ir a verlo.

 

Imagen de Herr Peter
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 1 hora 48 mins
se unió: 21/03/2010 - 03:22

Muy interesante ver cómo ha cambiado el panorama. Una pena que los subsiguientes gobiernos hayan ido dinamitando la noche. Con las tarifas veo que se haan moderado.

Imagen de Kensen
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 1 año 11 meses
se unió: 18/08/2010 - 12:19

BKK es un pais dentro de  la propia tailandia... 

Imagen de malandro
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 1 semana 4 días
se unió: 14/05/2014 - 18:57

Caramba, Proximamente, me encanta tu análisis, y lo comparto casi al cien por cien, salvo en un aspecto: Yo, que también odio las grandes aglomeraciones urbanas y que me hago caquita de pensar en tener que pisar Madrid o Barcelona, en BKK em encuentro... Bien.

No lo puedo expresar de otro modo mejor. Simplemente, es llegar y sentirme bien. Aunque esté solo, aunque haga calor, el hecho es que llegar a esa ciudad me produce un bienestar psicológico inexplicable.

No puedo indicar un motivo concreto, o una actividad que lo justifique. Simplemente, me siento... Bien.