Los pájaros disparando a las escopetas

14 envíos / 0 nuevos
Último envío
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 1 año 10 meses
se unió: 02/09/2014 - 10:11
Los pájaros disparando a las escopetas

Mujer thai cae al vacío desde balcón en una quinta planta, el farang, que abandonó el ejército por un trastorno de estrés postraumatico, y se fue a Tailandia después de luchar contra los problemas de drogas y cumplir condena en la cárcel, dice que sólo estaban teniendo sexo, en el momento del suceso tenía el visado cumplido.

 

https://coconuts.co/bangkok/news/brit-charged-balcony-sex-gone-wrong-naked-bar-girl-fell-death/

https://www.thesun.co.uk/news/5290549/thailand-prostitute-death-british-man-arrested-balcony-sex/

JL
Imagen de JL
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 5 meses 4 semanas
se unió: 03/12/2012 - 21:35

Se va a pasar una buena temporada en el Bangkok Hilton a pensión completa y con todos los gastos pagados; y veremos que le ocurre dentro porque eso de un farang se cargue a una compatriota no lo deben asumir muy bien.

 

Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 1 año 4 meses
se unió: 08/07/2010 - 00:43

Muchos farangs con desequilibrios vienen a Tailandia y acaban así. Al ser una chica, no le preoupa tanto a la población.

JL
Imagen de JL
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 5 meses 4 semanas
se unió: 03/12/2012 - 21:35

Cuando es un farang no son tan eficaces descubriendo y deteniendo a l@a autor@s del robo-homicidio-asesinato; en este caso han sido muy rápidos.

Si tiene un buen abogado puede salir con una condena leve incluso sólo una multa, según el artículo, Recklessness causing death carries a jail term of up to 10 years and or a fine of THB200,000 (about US$6,200), y a éste no hará falta que le prohiban entrar en Siam durante uños años, porque no creo que le queden ganas de volver, si es que sale.

Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 1 año 10 meses
se unió: 02/09/2014 - 10:11

Lo bueno es que si entra, no tiene que preocuparse de los visados, que coñazo supino, ahora vengo de hacer una extensión de un mes, y es agotador.

Una duda que tengo, no se si alguien podrá ayudarme, en caso de por ejemplo, alquilar un terreno y dedicarme como autónomo a su explotación, ¿como iría el tema visados?

Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 1 año 4 meses
se unió: 08/07/2010 - 00:43

No puedes, ni como autónomo, ni como aficiondo al cultivo, tocar un centímetro de tierra tailandesa.

Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 1 año 10 meses
se unió: 02/09/2014 - 10:11

Y con un socio? Y montar una granja de gallinas u otros bichos, por ejemplo?

El otro día vi un español que tiene rentados guesthouses en Chiang Mai y Bangkok y me vino la idea por lo del work permit.

Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 5 días 17 horas
se unió: 06/09/2017 - 10:11

Bueno, no puedes comprar tierra ni casas, pero sí puedes alquilarlas, ¿no?

Conozco gente que tiene alquilada casa con jardín. Otra cosa distinta es que no puede comprarla.

 

Lo que no sé si, dentro de las enormes restricciones laborales para los extranjeros que residen en Tailandia, se les permitirá trabajar en la agricultura, incluso en tierras de alquiler.

 

Por cierto, criticamos lo de Tailnadia porque nos afecta a nosotros, pero ya quisiera yo que l en España tuviéramos las mismas leyes para favorecer a los locales frente a los extranjeros. Así no habríamos tenido burbuja inmobiliaria ni veríamos que los chalets están a precios sólo asequibles para los extranjeros pero fuera de nuestro alcance.

Hay sitios, como Mallorca, o la Costa del Sol, donde la mayor parte de las viviendas unifamiliares están en manos de extranjeros y te piden tranquilamente un millón de euros por un chalet.

Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 1 año 4 meses
se unió: 08/07/2010 - 00:43

Es uno de los primeros puntos de las prohibiciones para extranjeros, trabajar la tierra.

 

en Mallorca hay que reconocer la verdad, muchos pueblos se caían a trozos hasta que llegaron alemanes a arreglarlos, y ahora bonitos, limpios y arreglados, vienen los españoles a quejarse, pero ellos no movieron un dedo.

Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 1 año 10 meses
se unió: 02/09/2014 - 10:11

Bueno entonces supongo que algo con bichejos si se puede hacer, algún resquicio habrá , si lo encuentro, informaré.

Imagen de malandro
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 4 años 2 meses
se unió: 14/05/2014 - 18:57

Caramba, Poyo, y no será mejor pensar en Camboya para un negocio?

Está tan cerca, y aparentemente es todo más fácil, sobre todo en cuestión de visados....

Es que lo de Tailandia, miedito da.....

Al final, para los bichos, el clima es igual, y seguro que te piden menos papeles.

Mira que ahora con lo de la gripe de las aves, los aviarios y explotaciones porcinas están bastante controlados... Y eso puede ser una fuente constante de visitas de los MIB, con el consecuente resultado de aflojar la cartera....

Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 1 año 10 meses
se unió: 02/09/2014 - 10:11

Pues sí Malandro, no es mala idea, es un país más benévolo con el farang, pero aquí tengo casa y tierras, bueno yo no tengo nada, en todo caso prestados jaja. Si lo llego a saber no me la busco Thai.

Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 5 días 17 horas
se unió: 06/09/2017 - 10:11

Pues en ese caso, de perdidos al río, y a poner los bichos a nombre de la parienta, como has hecho con la casa y las tierras.

 

Imagen de malandro
Desconectado/a
Visto por última vez: Hace 4 años 2 meses
se unió: 14/05/2014 - 18:57

Hombre, sí que es un condicionante....

Por cierto, hablando de bichejos tropicales, y sobre todo si estás en un lugar un poco apartado, recuerdo una historieta del abuelo Malandro:

Érase una vez que se era el Abuelete malandro en la Perla de las Antillas, patria del Siboney, allá donde los españoles nos inventamos los campos de concentración y las mulatas.

Estaba yo desayunando a media mañana en mi pensión familiar de la calle compostela, esquina O`Reilly, con ventana al Banco de La Habana, en su pequeño patio interior cubierto. Era la Casa de Mayté; muy recomendable, por cierto, para aquellos que quieran disfrutar el ambiente de la Habana Vieja, pasear por sus señeras calles y empaparse de lo que una vez fue nuestra maravillosa colonia.

El asunto es que al otro lado de la mesa me acompañaba un trio de lo más singular. Describiré primero a las dos mozuelas que, por semejantes, se puedn englobar en un único relato: Jóvenes, de unos veintitantos, con una desenvoltura y un desempacho de lo más gracioso, vivaces, bien plantadas, no diría que guapas pero si macizorras. Deseables. Mulatas, de ojazos oscuros, vestidas com poco gusto y más dinero, maquilladas con algún exceso, al gusto de las tierras ecuatoriales. Acompañaban ambas la refacción de un sesentón bien cuidado (o cincuentón maltratado, creo recordar) de cabello blanco, carnes orondas, orondas mejillas. Rubicundo, abotagado, pero dicharachero y simpaticote. Creo que si hubiese estado solo, habría acabado de compinche con este hombretón y su compadre, al que conocí más tarde. Juntos formaban una especie de Sancho-Quijotes -seco, el otro, como la mojama- cuyo rompecabezas no conseguí desentrañar.

Durante el desayuno nos fuimos comunicando, alternando inglés y español, y obteniendo mutua información acerca de nuestras vidas. Me contó que tenía una granja de reptiles el La Huacachina, Perú. Y casi se le salieron los ojos cuando le conté que conocía Ica, la provincia en la que se sitúa aquel oasis (es exactamente eso, un oasis con una laguna, en medio del desierto de Paracas), por tratarse de uno de esos paraisos mochileros que tanto me gusta visitar en busca de la juventud perdida. En fin, un lugarejo con juerga nocturna, coches tubulares -que son buggies gigantes que trotan sobre la arena como dragones rugientes-, dunas para practicar el sandboard, y pasarte el resto de la semana quitándote arena del cuero cabelludo, y unas maravillosas islas, las Ballestas, preñadas de vida salvaje de esa que en Europa solo vemos a traves de los reportajes de la 2: Leones marinos por doquier, albatros (pelícanos), pingüinos, etc.

Lo cierto es que el hombre alucinaba, y con el entusiasmo de que conociese yo un lugar tan remoto, y con cierto detalle, le animó a contar en detalle su vida, aventuras y peripecias.

El trabajaba para una multinacional muy conocida de suministro de animales, proporcionándoles aproximadamente una milésima parte de los reptiles exóticos que venden en el mundo. Comenzó en Cozumel, pero por problemas con la mafia local acabó marchándose, y de recuerdo de empresa se llevó a las dos mexicanas lozanas que lo acompañaban, de viaje de descanso, entre lagarto y lagarto, lagartonas.

El tipo había montado un negocio de cuidado, en una zona predominantemente seca, árida y bastante cálida, aunque con agua facilmente disponible. Me dijo que había elegido el sitio por lo idóneo del clima y porque Perú daba facilidades para establecerse a las nuevas empresas de capital extranjero.

Y parece que le iba muy bien. Me enseñó fotografías de su oficina, que, llena de pantallas, imágenes de bichos y números, parecía antes el cuartel de la CIA que un chiringuito de criar salamandras.

Al rato, apareció su compañero de fatigas, alto, enjuto, más seco, pero también agradable. Se hizo acompañar de una de las mejicanillas al cuarto, con la excusa de que estaba cansado...

Vaya, toda esta historieta viene a cuento porque me has hecho recordar lo de establecerse en un lugar tropical e iniciar una actividad agrícola o pecuária, en tu caso con aves, en el que describo con reptiles.

Pero si te planteas lo de los reptiles, las orquídeas o cualquier otra cosa, supongo que tendrás que hacerlo o bien a escondidas de la autoridad, o bien en connivencia sobornaticia con aquella..... Si tu parienta tiene algún MIB en la familia, supongo que eso lo lubrica todo.